Spanish

El mes de Ramadán al estilo latino

El mes de Ramadán al estilo latino: Una entrevista con el Licenciado Jamal Abdul-Karim

El Licenciado Jamal A. (Díaz) Abdul-Karim es el director de la División Superior de la Escuela Al-Rahmah en el condado de Baltimore, Maryland. Es un converso de ascendencia cubana y nativo de Manhattan, Nueva York. Está casado y tiene siete hijos, desde los 29 y hasta los 50 años de edad. Lic. Abdul-Karim posee una maestría en educación y se ha dedicado a servir al sector educativo público y privado durante más de cuatro décadas. Ha dirigido series de conferencias, escrito artículos de investigación, y continúa trabajando independientemente en programas y eventos culturales y comunitarios. Le pedimos que compartiera sus pensamientos sobre la celebración del mes de Ramadán como musulmán latino.
¿Cómo se preparan usted y su familia para el mes de Ramadán?

El mes de Ramadán es un período único y bendecido para todos los musulmanes practicantes. Nuestra familia se prepara de manera similar a otras familias musulmanas. Obtenemos lo que necesitamos en alimentos, mientras anticipamos los beneficios de la adoración, la camaradería, los eventos especiales y las visitas de familiares y amigos. Más allá de eso, esperamos mejorar espiritualmente, en nuestra vida personal y nuestro carácter. Siento que los beneficios son ilimitados.

¿Ayudan a organizar eventos de Ramadán o comidas para la comunidad latina en su área?

Mi familia ha participado en muchos eventos de Ramadán a lo largo de los años. Por lo general, se comparten alimentos de origen latino, recuerdos personales y temas de la religión. Actividades como esta se han llevado a cabo en salones grandes y pequeños y he tenido el privilegio de participar en ambos. Estas ocasiones me han inspirado a escribir artículos, dar entrevistas y participar como orador en diferentes programas centrados en educar a otros musulmanes sobre el impacto que los musulmanes latinos han tenido y continúan teniendo en nuestra comunidad.

La mayoría de la comunidad musulmana responde de manera positiva a nuestros esfuerzos. Sin embargo, de acuerdo con las estadísticas de cuántos musulmanes latinos existen, o el papel que hemos desempeñado en la historia, algunos musulmanes ignoran la cantidad y la diversidad de informes sobre los musulmanes latinos que viven en todo el continente americano. Estamos inextricablemente unidos a los desarrollos históricos de esta región. Las poblaciones indígenas de latinos que provienen de muchas de las ciudades más pobladas estuvieron movilizadas durante décadas. Seguimos creciendo como comunidad en todo el país. Sin embargo, muchos hermanos y hermanas aún se sorprenden cuando conocen o aprenden sobre los logros de los musulmanes latinos.

¿Su cultura y tradiciones juegan un papel en la manera que se prepara y celebra el mes de Ramadán y Eid?

Para mí, es una cuestión de conmemoración. Ramadán me recuerda a las celebraciones navideñas. Piña colada casera, helado de coco, helado de mango o piña estilo cubano, arroz amarillo o rojo y guisantes, plátanos o guineos verdes, empanadas de carne, pescado en salsa roja, limonada, o ensalada de mariscos picante, el sabor de sofrito, etc., son todos parte de la atmósfera festiva que experimenté durante esas épocas festivas.

Mi hija mayor se ha comprometido a preservar partes de esa tradición, ¡y es un gozo! Nos gustan los sabores, mezclas y condimentos. Cuando otros musulmanes latinos comparten su comida con nosotros, siempre es algo especial. Creo que cada grupo tiene algo bueno que ofrecer, y no es diferente para los musulmanes latinos. Es una parte importante de nuestra diversidad y herencia islámica.

¿Has desarrollado tus propias tradiciones de Ramadán / Eid?

En lo que respecta a las tradiciones, nuestras actividades básicas siguen el mismo patrón que otros musulmanes. Cada hogar puede tener algo especial que hace, pero el enfoque principal es adorar a Alá y obtener la mayor cantidad de bendiciones y beneficios. Lo verdaderamente especial de este tiempo es el esfuerzo por perfeccionar nuestra espiritualidad para que dure todo el año. Otro enfoque es lograr que nuestros hábitos alimenticios se ajusten a las recomendaciones islámicas. Así podemos disfrutar de todos los alimentos y platos mencionados, utilizando productos halal. En ese sentido, podemos disfrutar durante Ramadán en el mismo contexto, y comer esa empanada con carne halal o condimentar nuestro arroz y gandules con pavo halal ahumado en lugar de cerdo. Podemos beber los mojitos vírgenes (bastante refrescantes) y disfrutar de otras cosas que son familiares de una manera permisible.

En el caso de mi familia, incorporar algunos alimentos latinos es necesario para preservar nuestra cultura. Creo que esta es una forma positiva de transmitir lo que nos hace quienes somos y la identidad que elegimos reconocer como parte de la herencia de nuestra familia. En el esquema más amplio de las cosas, estamos agradecidos de compartir esta realidad, porque hay un lugar legítimo para ello en el Islam.

¿Cómo se compara el mes de Ramadán con la Navidad en la manera que usted y su familia lo celebra?
Cuando expreso cuál era mi disposición religiosa anterior, a veces le parece algo extraño a la gente, pero no era cristiano. Sí, estuve expuesto al cristianismo y sus enseñanzas, pero mis padres fueron abiertos al respecto. A pesar de que mi padre era un católico jesuita estricto y mi madre fue criada en la iglesia bautista, nunca nos obligaron a practicar el cristianismo. Sin duda, sí nos animaron a creer en Dios. Inicialmente, cuando era joven, mi familia asistía a una iglesia interconfesional. Las enseñanzas de la iglesia eran que el verdadero compañerismo estaba compuesto por personas de todas las denominaciones y que se expresaba en los ideales más elevados de fe y hermandad.

Por esta razón, conocí a judíos, cristianos, continentales africanos, indios orientales y una gran cantidad de otros feligreses que participaban en esa iglesia. Esta experiencia temprana me impresionó de niño, con su énfasis principal en la hermandad y la unidad y la adoración de Dios. Fui libre de explorar otros sistemas de creencias que reflejaban las creencias tradicionales afro céntricas, las enseñanzas asiáticas, la filosofía mundial y, por supuesto, el Islam. Creo que lo expresé antes, que los tiempos festivos anteriores tenían un sentido de espiritualidad en términos de las tradiciones familiares, así como la costumbre de reunirse entre los miembros jóvenes y mayores. Al igual que las familias que le dan importancia a la tradición, el respeto por los mayores y el agradecimiento, las fiestas islámicas enfatizan la gran bendición derivada de conmemorar las alabanzas de Alá. Alá nos recuerda en el Corán que una manera de alabarlo es conmemorando los días especiales que nos ha otorgado.

¿Qué te distingue como musulmán latino en tu comunidad? Es decir, ¿La gente se da cuenta que eres un musulmán latino?

Esta es una excelente pregunta y, sinceramente, mi apariencia física no necesariamente transmite a las personas que soy un musulmán latino. Esto viene con compartir información personal cuando surge el tema. Otras personas son conscientes de que he estado involucrado de manera proactiva con el movimiento y programas de latinos musulmanes, y como parte de los esfuerzos de educación islámica. Además de mis hermanos y hermanas latinos que saben que soy de ascendencia latina, pueden surgir rastros reveladores cuando uso una frase en español, alguien que conoce mi pasado lo menciona. He conocido a otros musulmanes que son como yo, pero son más discretos al respecto. Por ejemplo, puede ser que no hablen español, o no se identifican abiertamente como latinos. Incluso pueden sentir una sensación de incomodidad al interactuar con los latinos, y mucho menos identificarse como uno.

Me he esforzado en darle frente a este punto de vista, recordando el hecho de que somos un grupo diverso. Algunos están completamente inmersos en la experiencia latina, mientras que otros provienen de una etnia latina multicultural o bicultural. Tengan la seguridad de que ninguna de estas cosas invalida a las personas, sus raíces, cultura o sentido de identidad étnica. Lo veo como una forma de aprender más sobre la historia personal, y descubrir cómo se relaciona con el Islam.
No tengo ningún problema con ser identificado como afroamericano. Esto no presenta ningún conflicto para mí. La cultura y civilización indígena africana es solo una realidad fenomenal que es el resultado de la diáspora africana global. Permítanme recordarles que los latinos vienen en todas las formas, tamaños, tonos y colores, y hablamos español, portugués, holandés, francés, inglés y criollo y / o patois.

¿Tiene alguna experiencia o consejo especial sobre el mes de Ramadán que le gustaría compartir específicamente dirigido o relacionado con los musulmanes latinos?

El Ramadán es una oportunidad para renovar nuestras intenciones, refrescar nuestro conocimiento y revitalizar nuestro compromiso espiritual. Cuando surgen oportunidades para compartir las ricas experiencias culturales de los musulmanes latinos, recomiendo que otros musulmanes exploren, investiguen, discutan y asistan a programas que comparten información vital sobre los musulmanes latinos y su continua contribución al mundo islámico y al mundo en general. Somos afortunados de tener personas preparadas, dedicadas y continuamente buscando lo mejor para sus hermanos musulmanes latinos. La comunidad musulmana latina se está expandiendo y su perfil refleja grupos que provienen de América del Norte, México, América Central, América del Sur y las Islas del Caribe. Los musulmanes de estas diversas áreas pueden compartir sus experiencias con otras personas y representar cada aspecto de la región de la que proceden. Compartir este tipo de información mejorará la comprensión de nuestra comunidad musulmana y reforzará la realidad de que Alá puede llevar el Islam al corazón de cualquier persona y a cualquier sociedad que elija.

Finalmente, los musulmanes latinos continúan contribuyendo globalmente al avance del Islam a través de la educación académica, la erudición islámica, las ciencias médicas y tecnológicas, la investigación histórica, el desarrollo comunitario, las artes culinarias, las empresas independientes, el ámbito sociopolítico y varios otros campos de activismo. Las contribuciones de los musulmanes latinos son primordiales para los continuos esfuerzos colectivos para establecer el Islam en nuestras comunidades regionales y el hemisferio occidental.

Staff WriterAuthor

Related Posts


Leave a Comment